Página principal

Fondos Unidos

Publicaciones

Guía para Padres al Seleccionar un
Centro de Cuido
y Desarrollo de Niños

  » Guía para Padres al Seleccionar un Centro de Cuido y Desarrollo de Niños
 
 
» Guías generales aplicables a todos los tipos de servicio
 
  » Proporción entre la cantidad de niños(as) y el número de encargados
 
 
» Guías para los Centros de Cuidado Diurno (Nurseries)
 
 
» Guías para los Centros Preescolares
 
  » Guías para los Centros de Servicios Combinados
 
  » Guías para escoger un hogar de cuido
 
  » Guías para los programas después del horario de clases
 
  » Recomendaciones al prepararse para la experiencia de utilizar un servicio de cuido


 
Guía para Padres al Seleccionar un Centro de Cuido y Desarrollo de Niños

Hace alrededor de 30 años la mayoría de las madres se quedaban en el hogar a cargo del cuidado de sus hijos. Hoy en día, 43 % de las mujeres pertenecen a la fuerza laboral y los niños son llevados a algún tipo de servicio de cuido. Existen diferentes posturas entre los psicólogos, psiquiatras y otros expertos en el desarrollo temprano de los niños, en cuanto a cuan saludable es para el desarrollo de los niños el estar bajo el cuidado de personas que no sean sus progenitores. Sin embargo, para la mayoría de los padres el utilizar un servicio de cuido es la única alternativa viable. Por lo tanto, es importante que puedan seleccionar un servicio de buena calidad que satisfaga tanto sus necesidades como las de sus hijos.

La calidad de los servicios de cuido es esencial para el buen desarrollo físico, emocional, social e intelectual del menor, que puede hacer una gran diferencia en el futuro de su hijo o hija. Nuestra iniciativa Éxito a los 6® ha preparado una Guía para Padres para facilitar la importante tarea de seleccionar un centro de cuido y desarrollo de niños. Esta Guía se está distribuyendo a través del Registro Demográfico al inscribir a su niño o niña. A continuación mencionamos los tipos de servicio que abarca esta Guía para Padres:

  • Centros de Cuidado Diurno (Nurseries): Por lo general, están diseñados para satisfacer las necesidades de los padres que trabajan. Usualmente ofrecen sus servicios todo el día, durante el transcurso del año. Están diseñados exclusivamente para cuidar infantes y trotones (toddlers).
     
  • Centros preescolares (Pre-Kinder): Ofrecen servicios a niños y niñas, de tres a cinco años, en un ambiente donde pueden jugar y aprender. Por lo general están abiertos parte del día y durante el año escolar, aunque algunos extienden su horario para suplir las necesidades de los padres.
     
  • Centros de cuido combinados: Centros de cuido donde ofrecen servicios tanto a infantes como a niños de edad preescolar o escolar. Algunos ofrecen servicios durante horarios diurnos y nocturnos.
     
  • Hogares de cuido: El servicio es ofrecido en el hogar del proveedor. Por lo general se atiende a varios niños de diferentes edades y no tienen un programa estructurado.
     
  • Programas para después de horas de clase: Ofrecen sus servicios a niños y niñas de edad escolar después del horario regular de clases. Dichos programas se pueden localizar en escuelas, organizaciones comunitarias o centros de cuidado diurno. Algunos funcionan durante las vacaciones escolares ofreciendo campamentos de verano.

^Arriba

Guías generales aplicables a todos los tipos de servicio

  • Visite varios centros u hogares antes de hacer una elección. Tómese el tiempo de observar cuidadosamente el lugar, la interacción de los niños con los adultos y hable con las personas que estarán a cargo de su hijo(a).
     
  • Verifique si el centro cumple con los requisitos establecidos por ley. Todo servicio de cuido de niños donde se atienda a más de dos niños no relacionados por lazos de sangre, tiene que poseer una licencia del Departamento de la Familia. Mediante esta licencia se regula y se mantienen unos estándares mínimos de funcionamiento. Infórmese sobre esta reglamentación para que pueda identificar si el centro está incurriendo en alguna violación.
     
  • Pregunte sobre la preparación y la experiencia profesional de todo el personal del centro de cuido y por cuánto tiempo han estado empleados en el lugar. El personal encargado de los niños debe poseer preparación, ya sea en desarrollo del niño(a) o en educación temprana. Un personal adiestrado conoce las necesidades de los niños durante sus distintas etapas de desarrollo y proveerán experiencias para el aprendizaje.
     
  • Asegúrese de que se ofrezca una variedad de actividades que estimulen el desarrollo óptimo e integral de los niños(as).
     
  • Reflexione sobre sus propios valores y creencias sobre la crianza y educación que desea para sus hijos o hijas, y verifique si el proveedor de cuidado que selecciona comparte esos valores.
     
  • Observe y pregunte sobre las medidas y políticas de seguridad del centro. Por ejemplo, si los niños son entregados solamente a personas previamente designadas; si los enchufes están tapados; si cuentan con planes de evacuación de emergencia; si materiales peligrosos como detergentes y tijeras son guardados fuera del alcance de los niños(as); y sobre todo que los niños nunca son dejados solos o sin supervisión.
     
  • Asegúrese de que los servicios alimentarios sean balanceados y nutritivos y que estén de acuerdo con sus deseos particulares del tipo de alimentación que prefiere para su hijo(a). Deberán servir una variedad de alimentos que amplíen la experiencia de alimentación de los niños. Es recomendable que el Centro sea participante del Programa de Alimentos para el Cuidado de Niños del Departamento de Agricultura Federal bajo la ley nacional de almuerzos escolares.
     
  • Verifique los canales de comunicación que se mantienen con los padres. Si proveen tiempo u otros medios por los cuales los padres puedan discutir con los encargados aquellas observaciones, preocupaciones o el progreso y desarrollo de sus hijos(as).
     
  • Obtenga referencias de personas que hayan utilizado los servicios o de los vecinos de la comunidad cercana.
     
  • Conozca de antemano los métodos de disciplina que se utilizan. Asegúrese que los mismos no incluyan el castigo corporal, humillaciones, aislamiento, o el que se les niegue la comida como castigo.
     
  • Asegúrese de que el lugar esté limpio y que tenga procedimientos de sanidad, higiene y seguridad, especialmente para realizar actividades tales como: cambio de pañales, uso del servicio sanitario, preparación y manejo de alimentos, y para cuando se entra en contacto con fluidos corporales o sangre.
     
  • Solicite una orientación explícita, si es posible por escrito, sobre los servicios y programas que ofrecen.
     
  • Asegúrese de que el horario y localización del servicio de cuido se ajusta a sus necesidades particulares.
     
  • Pregunte si todo el personal está adiestrado en procedimientos de primeros auxilios.
     
  • Pregunte si los padres son bienvenidos como visitantes y si se les permite observar a los niños al igual que participar en actividades grupales.

^Arriba

Proporción entre la cantidad de niños(as) y el número de encargados

Cuanto menos niños tenga a su cuidado cada adulto, mayor será la atención y el beneficio que su niño(a) recibirá. A continuación, encontrará la proporción entre niños(as) y encargados, según recomendado por la National Association for the Education of Young Children y la Academia Americana de Pediatría.

Edad de los niños (as)

Proporción:
adulto / niño (a)

Máximo de niños

0-24 meses

1 adulto / 3  infantes

6

25-30 meses

1 adulto / 4  niños

8

31-35 meses

1 adulto / 5  niños

10

    3 años

1 adulto / 7  niños

14

4-5 años

1 adulto / 8  niños

16

6-8 años

1 adulto / 10 niños

20

              9-12 años

1 adulto / 12 niños

24

^Arriba

Guías para los Centros de Cuidado Diurno (Nurseries)

  • El servicio en un Centro de Cuidado Diurno debe ser uno donde la interacción del niño con su cuidador estimule su desarrollo. Por ejemplo, que se le lea a los niños, que se les escuche, se les cargue con frecuencia y donde la televisión no sustituya la interacción y comunicación con los adultos.
     
  • Asegúrese de que el programa del Centro provea una amplia gama de estímulos tanto a nivel emocional, social e intelectual. El desarrollo máximo del cerebro ocurre durante los primeros 10 años de vida siendo los primeros 3 años los más importantes. El cerebro de un niño(a) se desarrollará de forma óptima en la medida en que reciba estímulos de su ambiente y por las experiencias que vive.
     
  • Conozca la política establecida en el Centro para el manejo de niños enfermos y la administración de medicamentos. Algunos centros excluyen a los niños, mientras que otros ofrecen un cuarto de aislamiento y una persona específicamente a cargo de los niños enfermos.
     
  • Observe el lugar “a través de los ojos de su hijo(a)”. Por ejemplo, si es colorido y alegre, con muchos juguetes al alcance de los niños. Pregúntese si su niño(a) se sentirá feliz en ese lugar.
     
  • Debe haber un cuidador primario para su hijo(a), entiéndase que siempre sea la misma persona la que tenga a cargo el cuidado directo de su hijo. Esto logrará que su hijo(a) pueda establecer una relación estrecha y afectiva con esa persona, lo cual es muy necesario para un desarrollo emocional saludable.
     
  • Verifique que el equipo y materiales tales como cunas, sillas de comer, juguetes, estén en buen estado y limpios y que no representen un riesgo para la seguridad del niño(a).
     
  • Asegúrese de que los utensilios tales como, vasos y cucharas, entre otros, sean de uso personal, para evitar posibles contagios de enfermedades. Pregunte sobre el método de esterilización y desinfección de utensilios y equipo.
     
  • Pregunte sobre cuánto tiempo pasan los infantes en la cuna. Es recomendable que mientras estén despiertos permanezcan en el piso sobre una superficie suave y segura, esto estimulará su desarrollo motor.
     
  • Pregunte si los infantes son cargados mientras son alimentados. No es recomendable que se les acueste a dormir con una botella.
     
  • El Centro debe tener facilidades para el almacenamiento y el manejo adecuado de la leche materna y la leche de fórmula.
     
  • Pregunte sobre la posición en la que acuestan a los infantes. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los bebés sean acostados sobre sus espaldas para evitar posible asfixia.

^Arriba

Guías para los Centros Preescolares

  • Tome en cuenta la personalidad de su hijo(a) al momento de seleccionar un Centro Preescolar. Algunos niños se sienten más cómodos en grupos grandes mientras que otros prefieren estar en grupos pequeños.
     
  • El currículo del Centro debe hacer énfasis en el desarrollo social y emocional de los niños(as), fomentando áreas como:

    ► la confianza en sí mismos
    ► la independencia
    ► el autocontrol
    ► respeto por los sentimientos y derechos de los demás
    ► el desarrollo de relaciones seguras y de confianza con el personal a cargo de su cuido y duración
    ► el desarrollo de sentimientos de competencia, autoestima y actitudes positivas hacia el aprendizaje
     
  • El currículo debe proveer actividades para el desarrollo de las destrezas cognoscitivas y de lenguaje de los niños(as), con actividades tales como:

    ► la utilización de estrategias variadas que incluyan la experimentación, investigación, observación, juego y exploración
    ► actividades que fomenten la expresión creativa a través del arte, la música, el movimiento y el diálogo
    ► promover la interacción y el uso del lenguaje entre los niños y con los adultos
    ► apoyar el desarrollo del alfabetismo, numeración, comprensión de conceptos, razonamiento, solución de problemas y toma de decisiones, a través de actividades y materiales adecuados al nivel de desarrollo y edad de cada niño(a)
     
  • Deberá promover el desarrollo físico de los niños(as), proveyendo: tiempo, espacio, equipo, materiales de juego y actividades para desarrollar destrezas con los músculos gruesos, tales como correr y saltar; así como actividades que desarrollen los músculos finos, como por ejemplo, colorear y recortar.
     
  • Pregunte si capacitan a los niños(as) para utilizar las facilidades sanitarias (toilet training) cuando sea apropiado a su desarrollo, o si apoyan los esfuerzos de los padres alentando el adiestramiento para utilizar el inodoro, así como aprender a alimentarse y asearse.
     
  • Verifique si tienen políticas y procedimientos establecidos para responder a emergencias de salud, accidentes, desastres naturales y emergencias relacionadas con el clima. Por ejemplo, todo el personal debe conocer o tener acceso a los números de teléfonos de los sistemas establecidos para la atención de emergencias, al igual que la información actualizada de la persona contacto de la familia del niño(a).
     
  • Pregunte sobre la manera en que se organizan para consumir los alimentos. Es recomendable que todos los niños y el personal asignado a su cuidado consuman los alimentos juntos, usando un estilo familiar y compartiendo el mismo menú siempre que sea posible.
     
  • Es recomendable que el Centro Preescolar provea oportunidades a través del año para la interacción con los padres.
     
  • Asegúrese de que el Centro provea el espacio apropiado, materiales y equipo para llevar a cabo todas las actividades del currículo que le están presentando.
     
  • Las instalaciones físicas deben estar organizadas en áreas funcionales que puedan ser reconocidas por los niños(as) y que permitan actividades individuales e interacciones sociales.
     
  • El Centro debe proveer un área de juego exterior con un equipo de juego en buenas condiciones y apropiado para la edad, habilidades y necesidades de desarrollo de los niños(as).
     
  • Asegúrese de que las actividades diarias del Centro estén balanceadas. Por ejemplo, tiempo para juegos pasivos, para la lectura de cuentos, actividades en grupo e individual, actividades al aire libre y tiempo de descanso.

^Arriba

Guías para los Centros de Servicios Combinados 

Aplican todas las guías para los Centros de Cuidado Diurno y los Centros Preescolares pero al momento de escoger un Centro Combinado también tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Los niños deben estar divididos en grupos por edad; infantes, trotones (toddlers) y preescolares.
     
  • El espacio del Centro debe estar dividido por áreas para cada grupo de edad.
     
  • Los materiales y equipo deben ser específicos para cada grupo de acuerdo a la etapa de desarrollo de los niños(as).
     
  • El personal debe estar asignado a un grupo en específico y no intercambiarse. El interactuar con las mismas personas de forma consistente le dará un sentido de seguridad y estabilidad al niño(a).

^Arriba

Guías para escoger un hogar de cuido 

La mayoría de las guías y recomendaciones para seleccionar un centro de cuido o un preescolar también aplican y deben tomarse en consideración si la alternativa que usted ha escogido es un hogar de cuido; especialmente aquellas relacionadas a la estimulación de destrezas, nutrición, higiene y seguridad. Las siguientes guías son específicas para este tipo de servicio:

  • Conozca a las personas que conviven en el hogar. Sepa de cuántas personas consta el núcleo familiar; quiénes de ellos estarán en contacto con su hijo(a).
     
  • Si se cuidan otros niños en el hogar sepa cuántos y de qué edades. Asegúrese de que puedan jugar armoniosamente con el suyo o que las etapas de desarrollo o nivel de actividad de los otros niños no pongan en riesgo la seguridad de su hijo(a).
     
  • El hogar debe contar con un espacio adecuado para la actividad física, por ejemplo correr o gatear.
     
  • Investigue si la cuidadora u otras personas que estarán en contacto con su hijo fuman, hacen uso de bebidas alcohólicas u otras sustancias de riesgo.
     
  • Si la cuidadora conducirá un automóvil en compañía de su hijo, usted debe proveerle un asiento protector adecuado para la edad y tamaño de su hijo(a).
     
  • Discuta de antemano con la cuidadora el procedimiento que usted desea se siga en caso de que surja una emergencia o enfermedad. Provéale la información necesaria tal como dirección y teléfonos donde le pueda conseguir, así como de los teléfonos de su médico y sistemas de emergencias tal como el 9-1-1.
     
  • Asegúrese de que su hijo(a) realice actividades variadas durante el día. Que el televisor no sustituya la atención y el cuido que el niño(a) debe recibir.
     
  • Recuerde que la responsabilidad de la crianza y el tipo de educación que desea para su hijo(a) es suya. Oriente a la cuidadora sobre los valores, creencias y actitudes que usted desea inculcarle a su hijo y asegúrese de que los mismos sean respetados.

^Arriba


Guías para los programas después del horario de clases

  • Busque un programa con variedad de actividades para que el niño no sienta que es una extensión de la escuela.
     
  • Que provea actividades físicas y recreativas que desarrollen sus destrezas motoras y le ayuden a canalizar constructivamente todas las energías acumuladas después de haber estado sentados todo un día en el salón de clases.
     
  • Debe ser un programa que provea tiempo para que los niños puedan hacer su trabajo escolar, reciban tutorías u otras actividades de aprendizaje.
     
  • Debe proveer oportunidades para que se desarrollen destrezas de socialización con niños de su misma edad.
     
  • Un buen programa motiva la participación en actividades deportivas individuales que ayuden a desarrollar una buena autoestima y en deportes grupales que les enseñe a cooperar y a resolver conflictos.
     
  • Observe y asegúrese de que haya supervisión adecuada.
     
  • Debe haber suficiente personal para atender a todos los participantes. El personal debe consistir de adultos o jóvenes responsables a quienes les guste trabajar con niños y que puedan ser un modelo positivo para los mismos.
     
  • Verifique si proveen meriendas o comida y que éstas sean nutritivas.
     
  • Asegúrese de que las actividades que se realizan sean unas que a su hijo(a) le guste o tenga interés en aprender.

^Arriba

Recomendaciones al prepararse para la experiencia de utilizar un servicio de cuido 

Por lo regular los niños y niñas sufren de cierto grado de ansiedad y angustia cuando son separados de sus seres queridos. Esto puede ser un síntoma saludable ya que demuestra que el niño ha desarrollado un sentido de apego y afecto. Aún así sugerimos las siguientes recomendaciones para lidiar con esta situación y hacer de la experiencia una menos difícil, tanto para usted como para el niño.

  • Ayude a su hijo(a) a familiarizarse con el nuevo ambiente y personas con las cuales va ha interactuar. Llévelo(a) al lugar antes de que llegue el día de dejarlo y permanezcan allí durante un tiempo.
     
  • Háblele a su hijo(a) sobre lo que va a suceder y explíquele porqué debe asistir. Sea enfático al asegurarle que va a recogerlo.
     
  • Sea puntual a la hora de buscarlo(a).
     
  • Exprésele que usted comprende cómo se siente al separarse de alguien a quién uno quiere. No lo regañe, critique, se burle o amenace por su angustia al separarse de usted.
     
  • Resista la tentación de “chantajear” a su hijo(a) para que controle o esconda sus sentimientos de ansiedad o angustia. Planificar un evento especial con el niño(a) al final del día puede servir para aliviar su angustia, pero esto no debe ser condicionado a que esconda sus sentimientos.
     
  • Cuando los niños(as) perciben que sus padres también están sufriendo de ansiedad o un sentido de culpa por la separación, podrían intentar manipular la situación en vez de lidiar con ella. Haga un esfuerzo por aceptar y manejar sus propios sentimientos ya que no le aporta al desarrollo de su hijo el aprender a manipular a los adultos.
     
  • Si al cabo de dos semanas su hijo(a) permanece inconsolable en su nuevo ambiente o con su nueva cuidadora tal vez sea necesario que haga otros arreglos para su cuido. Recuerde que no existen normas específicas sobre el tiempo de ajuste ya que dependerá de las destrezas de adaptación de cada niño(a).
     
  • Despídase de su hijo(a) al dejarlo en el cuido con una actitud positiva y que demuestre seguridad. Nunca se vaya a escondidas de su hijo(a), esto le creará un sentido de inseguridad y podría creer que lo han abandonado en ese lugar.
     
  • Refuerce y estimule el comportamiento positivo con elogios, afecto, atención y cariño, puesto que el niño(a) como cualquier otra persona, desea sentirse bien consigo mismo y con los que lo rodean.
     
  • Algunos niños(as) se sienten mejor si se les permite llevar consigo algún objeto favorito como un peluche o una frisita, con el cual puedan sentirse que tienen parte de su casa con ellos.
     
  • Si siente deseos de llorar al dejar al niño(a), hágalo cuando no lo esté viendo. Su hijo(a) necesita ver que usted se siente cómoda y confiada.
     
  • Si usted reconoce que su hijo(a) está ansioso o muestra cambios significativos en su conducta, a raíz de su inicio en el servicio de cuido, comuníqueselo a la cuidadora y pídale que esté pendiente de cualquier situación que pueda estar provocando la ansiedad.
     
  • Escuche con mucha atención todo lo que su hijo le hable sobre su día en el cuido. Valore todo cuanto le cuente, sus palabras son reflejo del proceso que está experimentando.

 

Si desea más información sobre los centros de cuido disponibles en Puerto Rico que están licenciados por el Departamento de la Familia, puede llamar a nuestro Centro de Información y Referido al 2-1-1 de Puerto Rico.

Derechos Reservados 2002
No está permitida la reproducción total o parcial de esta Guía para Padres, ni la transmisión de ninguna forma o por ningún medio, sin el permiso previo y por escrito de Fondos Unidos de Puerto Rico.

^Arriba

« VOLVER

FONDOS UNIDOS DE PUERTO RICO

Desarrollado por VICOM Fondos Unidos de Puerto Rico - PO Box 191914 San Juan, Puerto Rico 00919-1914
Tel. (787) 728-8500 - (787) 728-7099 comunicaciones@fondosunidos.org
Fondos Unidos de Puerto Rico Website Privacy Policy
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram